CoDI, ¿la marca de la Bestia se vuelve realidad?

…y nadie podrá comprar ni vender, sino el que tenga la marca: el nombre de la bestia o el número de su nombre. (Apocalipsis 13:18)

Noticia nacional ha retumbado a grandes y pequeños dentro de la sociedad mexicana, pues el próximo 30 de septiembre del año en curso se ha establecido como fecha límite para el lanzamiento de la plataforma para el “cobro digital” denominada por sus siglas como CoDI; una nueva aplicación tecnológica a punto de hacerse realidad, proyecto que forma parte de las ocho acciones que el Gobierno de México ha estipulado en el Programa de Impulso al Sector Financiero.

Dicho proyecto en acción ofrece la ventaja al usuario de prescindir por completo del dinero en efectivo en progresivo uso habitual hasta que llegue a una totalidad en que por medio del código QR se manejen las finanzas hasta de “los sin hogar” (indigentes). Para su uso efectivo y rápido se requiere el apoyo de un medio tecnológico electrónico como lo es el celular, y obvio que socialmente para la mayoría de personas representa una ventaja; sin embargo, existe una parte conspiradora social que cree y ve en ello una amenaza latente de dominio disfrazado para el control y sometimiento de la sociedad mexicana y no sólo de esta sino de la humanidad entera.

Curioso pero llama la atención la semejanza análoga que se encuentra descrita en las Sagradas Escrituras, específicamente en el libro del apocalipsis; dónde se menciona que llegará el tiempo en que ningún ser sobre la faz de la tierra podrá comprar ni vender nada sin ayuda de un sistema comunitario de intercambio monetario al que llaman la “Bestia”.

Fuera de la conspiración, mito, fabula, leyenda o profecía la realidad es que a partir de octubre bancos y tecnología se unen en un puente al cual solo será posible transitar si se posee un cuenta de banco y un medio tecnológico como lo es el celular pues el objetivo directo es reducir la circulación del efectivo y asegurar a los bancos que las transacciones grandes, medianas y pequeñas quedarán bajo su ojo supervisor a toda hora del día para saber con lujo de detalle en que invertirnos, gastamos y demoramos nuestros ingresos.

Por cierto, es curioso que la sede de la Comisión Europea ubicada en el edificio Berlaymont, en Bruselas (Bélgica) le haya nombrado “Bestia” a su súper computadora de 3 pisos de altura, en la cual se registra a cada persona en el mundo bajo un número de 18 dígitos…

¿Coincidencia o delirio de persecución?

Usted tiene la última palabra….

Lileth Gazelle

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s