¿Cómo hacer que el dinero te rinda en esta temporada decembrina?

Te damos algunos consejos de cómo hacerle para que te rinda más tu dinero en estos días de compras y compras.

Por fin llegó diciembre y la mente de inmediato empezó a trabajar en dos aspectos de suma importancia: 1) el dinero que vas a recibir (tu salario, el aguinaldo, el bono extra y algún otro u otros vales e incluso hasta te va a tocar la ‘interminable’ tanda) y 2) los gastos que realizarás (pago de tarjeta, la renta o la mensualidad del depa o del auto, la cena familiar y, claro, los regalos).

Y empiezas a hacer cuentas y más cuentas y a romperte la cabeza, porque a final de cuentas, en el mejor de los casos, saliste “tablas” e incluso con el riesgo de dar un último ‘tarjetazo’ del año.

Efectivamente no es fácil enfrentar el ansiado mes de diciembre, cuando te das cuenta que el dinero que vas a recibir solamente será trasladado a otras manos, o sea, calentaste tu dinero por unas horas o, quizá, días para después solventar una serie de gastos. Pero aun así hay que enfrentar los retos y echarle un poco de ingenio a fin de que las cosas en esta temporada se vean más sensatas y que la sonrisa y felicidad vuelvan a tu ser.

Por ello aquí te damos algunos consejos de cómo hacerle para que te rinda más tu dinero en estos días de compras y compras (ya sabes que el comercio lo que quiere es que le transfieras, mínimo, tu aguinaldo).

  1. Tacaño. Quizá nunca fuiste de la idea de ser tacaño y hasta odiabas a personas que sí lo eran. Pero pasa el tiempo y… No, no hay que llegar a tales extremos, pero sí tomar algunas acciones en ese sentido. Una vez que recibas tu aguinaldo separa al menos una cuarta parte y guarda o esconde esa cantidad en algún lugar de la casa donde tú solamente conozcas. Da por hecho que la gastaste y no supiste ni en qué.
  2. Regalos. Haz la lista de los obsequios; no tienen que ser regalos costosos. Una bonita y hasta artesanal bufanda es un óptimo presente; regalar un libro es extraordinario (libros para colorear para los niños es excelente). Y búscale en tu clóset o armario, quizá encuentres un regalo que te obsequiaron y no te gustó (podrías usarlo con otra envoltura).
  3. Cenas. Recuerda que hay dos cenas (24 y 31). La solución es ‘cooperación’ en efectivo con otros familiares o el acuerdo de que cada familia lleve algún platillo (con una lista previamente establecida, pues quizá haya alguno o algunos que sean veganos o vegetarianos).
  4. Fiesta en oficina. Ya es una tradición que haya algún convivio (en esos días de las posadas) en oficinas de trabajo o talleres. Por lo general es el patrón el que paga ese festejo, pero en ocasiones no es así y son los empleados que le entran con una “cooperacha” a fin de comprar desde el pan de caja, las botanas, los vasos y, claro, algunas botellas de vino y algunos “six”.
  5. Desaparece tu tarjeta. Si vas a salir de compras en estos días lo más conveniente es que no lleves todas tus tarjetas; procura que sea una de crédito y/o una de débito cuando mucho; de esa manera tus tentaciones se limitarán. No debes olvidar que después viene la cuesta de enero y debes estar preparado.

¡Ah! y recuerda que en este mes de sorpresas, alegrías, felicidad, abrazos y besos no te vayan a sorprender pidiéndote alguna cantidad (por muy pequeña que sea) el día 28… es el “Día de los Inocentes”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s