Brecha de género en los rubros de Ciencia y Tecnología

Al menos un 25%  de las mujeres que ocupan empleo especializado del sector en Argentina, Brasil y México, se ven afectadas por la  brecha de género. 

  • Las mujeres representan entre el 31 y el 40% de los egresados de carreras ciencia y tecnología (CyT) en Argentina, Brasil y México, pero sólo entre un 19 y un 24% de las personas están empleadas en este sector en los tres países.
  • Los trabajadores en CyT ganan en promedio entre 24% (México) y 65% (Brasil) más que los/as ocupados/as de la economía en su conjunto.
  • De acuerdo con un nuevo documento de CIPPEC, diseñar acciones contra la brecha de género en CyT es crucial para mejorar la calidad de vida de las mujeres, mitigar la reproducción intergeneracional de la pobreza e impulsar un crecimiento económico inclusivo.

Ciencia y Tecnología (CyT) es un sector crucial para la economía del conocimiento en términos de productividad y como generador de empleos de calidad. Aproximadamente, 1 de cada 10 dólares producidos en Argentina, Brasil y México proviene de CyT. En Argentina y Brasil, este sector abarca aproximadamente el 22% de las exportaciones, mientras que en México alcanza hasta un 70%. Además, el valor agregado por trabajador/a en CyT casi duplica el de la economía en total en Argentina y México, y es más del doble en el caso de Brasil. Esto se refleja en los ingresos de las y los trabajadores del sector, que ganan en promedio entre 24% (México) y 65% (Brasil) más que los/as ocupados/as de la economía en su conjunto.

Pese a su creciente importancia en la agenda global y que los países disponen de una masa crítica de estos conocimientos para especializarse mejor en sectores dinámicos y competitivos, CyT está entre los sectores que menor participación de mujeres tiene en el mundo, especialmente en América Latina.

De acuerdo con el documento “Mujeres en ciencia y tecnología: cómo derribar las paredes de cristal en América Latina” de los programas de Protección Social y Desarrollo Económico de CIPPEC, escrito por Paula Szenkman, Estefanía Lotitto y Sofía Alberro, en Argentina, Brasil y México, del total de ocupados/as en los sectores relacionados con CyT, que tienen empleos de mayor calidad y salarios por encima del promedio de la economía, apenas alrededor de un tercio son mujeres. La proporción es incluso menor si hablamos de trabajadores/as con habilidades relacionadas con CyT que además realizan tareas acordes: de esos casos, las mujeres en estos tres países representan menos de un cuarto del total.

“Esta subrepresentación responde a un problema multidimensional. Las barreras que enfrentan las mujeres arrancan a edades muy tempranas y se suscitan a lo largo de sus trayectorias formativas y laborales”, detalla Paula Szenkman, una de las coautoras del documento.

Si bien las mujeres son mayoría entre quienes estudian carreras universitarias en los tres países bajo análisis, su participación se reduce en los campos de estudio CyT. Esta menor participación se acentúa en el ámbito laboral. Mientras que las mujeres son el 40% de los egresados/as de carreras CyT en Argentina, el 34% en Brasil y el 31% en México, son sólo el 24% de los ocupados/as CyT en Argentina, el 19% en Brasil y el 20% en México.

Porcentaje de mujeres por carrera de grado y tecnicatura (Brasil y México 2019, Argentina 2017)

El sector CyT tiene un gran potencial de transformación y generación de empleo de calidad para trabajadores/as de diferentes niveles de calificación. Si bien emplea una mayor proporción de trabajadores/as de alta calificación que el resto de la economía, también ocupa trabajadores/as de nivel educativo medio y bajo. “Asegurar la participación de las mujeres en ciencia y tecnología es una oportunidad crucial para evitar que las brechas existentes se ensanchen. Además de mejorar las condiciones de vida de las mujeres, contribuiría a mitigar la reproducción intergeneracional de la pobreza y a impulsar el crecimiento económico inclusivo”, asegura Szenkman.

Distribución de trabajadores/as en sectores CyT según nivel educativo (1er trimestre 2020)

“Buscamos promover consensos entre actores del sector privado, público, sindical, educativo y de la sociedad civil, y contribuir con propuestas de política para un abordaje integral, que ataque todas las barreras”, dice Szenkman. El documento detalla que la estrategia debe incluir políticas educativas y de formación profesional con perspectiva de género para facilitar el acceso de las mujeres al mundo laboral; políticas culturales para derribar sesgos y estereotipos de género en empresas e instituciones; y políticas para lograr una mejor conciliación entre la vida familiar y laboral y fomentar el ascenso de las mujeres a posiciones de liderazgo. Además, es necesario proveer información pública de calidad y de manera sistemática, y fortalecer y coordinar los esfuerzos del sector privado con el ámbito público.

Más acerca de “Mujeres en ciencia y tecnología: cómo derribar las paredes de cristal en América Latina”

Elaborado por Paula Szenkman, Estefanía Lotitto y Sofía Alberro, este nuevo documento de CIPPEC se enmarca en un proyecto liderado por el programa de Protección Social con apoyo de Salesforce que busca cuantificar y visibilizar las brechas de género en los sectores de ciencia y tecnología (CyT) y los obstáculos que enfrentan las mujeres en Argentina, Brasil y México en sus trayectorias.

“Es urgente que los sectores público, privado y sociedad civil nos unamos para llevar a cabo un plan de acción que resuelva de una vez la falta de participación de mujeres en tecnología. El diagnóstico y la guía que nos brinda CIPPEC a través de este trabajo constituye un inmejorable punto de partida”, enfatiza Teresa Verthein, gerente de Relaciones con Gobierno en Salesforce para México, Colombia y Centroamérica.

En este enlace podrás visualizar el estudio completo.

Personalidad y nivel de ingresos: ¿Cómo influye?

La personalidad y el nivel de ingresos influyen en la personalidad del individuo más de lo que te imaginas. 

La personalidad juega un papel importante en quiénes somos y cómo nos comportamos. En las sociedades modernas causa un alto desgaste mental y estrés. Por supuesto, no  todos los tipos de personalidades son agredidas con desgaste por los bajos ingresos económicos. Aunque estos efectos un tanto negativos, ayuden a ascender a los mejores puestos de trabajo. Pero cabe destacar que los rasgos de personalidad, están ligados con el modo en el que experimentamos nuestra vida laboral.

El trabajo de “Is personality related to permanent earnings?” (“¿Está relacionada la personalidad con el nivel de ingresos?”) de la revista online Journal of Economic Psychology, fue publicado, de la mano de Terhi Maczulskij y Jutta Viinikainen. En este informe, se explicó sobre las características de nuestra personalidad y cómo es que pueden llegar influir de manera directa en nuestro salario y trayectoria profesional.

La personalidad y el nivel de ingresos

Es un hecho que la personalidad de los individuos determina el éxito o fracaso de cada trabajador. Esto tiene que ver con sus características psicológicas como la empatía y el afecto o la estabilidad emocional. en definitiva, la correlación personalidad-salario, va de la mano con algunas variables.

Durante el estudio se toman los datos del CentER Saving Survey, del Centro de Investigación de la Economía, de la Universidad de Tilburg (Holanda). En él, un panel de datos dio a conocer la información sobre la personalidad, que también tomó en cuenta el género masculino y femenino. 

Se encontró que los hombres tienen la tendencia a considerar negativamente la empatía para tener éxito salarial, mientras que las mujeres lo valoran positivamente.

No es la primera vez que se efectúan estudios de este tipo. En su mayoría coinciden en cuanto al efecto de la personalidad en el futuro laboral. En este sentido, concluyen con los mismos preceptos: el efecto de la personalidad puede incidir con creces en el éxito profesional en base al dinero que se gana, estando esta influencia por encima del nivel cultural que se adquiere en nuestro entorno.

Cabe destacar que el neuroticismo, que comprende una baja carga de control emocional y la estabilidad emocional (planificación, prudencia, confianza) son de largo los factores más explicativos de la relación con el éxito laboral, medidos por la promoción, valoración y salarios. Por su parte, un estudio más, llevado a cabo en Estados Unidos con 5000 individuos, demostró en el 2014 que el autocontrol en la adolescencia era un buen predictor del éxito o fracaso laboral.

Otra investigación llevada a cabo con gemelos mostró que el nivel de neuroticismo de cada persona es un factor determinante. Este rasgo de personal ejerce un efecto mayor en las posibilidades de ganar más o menos, cualesquiera que sean la cultura y educación de los individuos, aunque se muestra especialmente relevante en las mujeres. 

De la mano de Terhi Maczulskij y Jutta Viinikainen (2018), investigadores incluyeron un nuevo elemento para determinar y concretar el estudio de la personalidad. Recurren a los estudios previos y cruzan los datos con los estudios con gemelos homocigóticos (con el mismo ADN) o dicigóticos (con diferente ADN). Se procedió a un estudio de casi 5000 individuos gemelos, siendo el 53% de ellos mujeres.

Para finalizar, cuanto menos nivel de neuroticismo, mayor posibilidad de ganar mucho dinero. Así que en conclusión, la personalidad es un elemento clave en el éxito laboral, pero que tampoco es exclusivo, puesto que factores biológicos también inciden en nuestra personalidad misma.

Tú y tu computadora pueden ayudar a la lucha contra el Covid-19

Un ‘software’ de computación distribuida que utiliza los recursos de sus procesadores está ayudando a investigar la Covid-19  podría estar en tu computadora. 

Hay quienes piensan estar atados de manos para ayudar al mundo contra la pandemia de Covid-19, pero bien podrían hacer la diferencia y te explico cómo hacerlo. 

La tecnología digital, es una de las herramientas más prolíferas y fascinantes con la que la ciencia ha efectuado muchos avances. Hoy, Folding@home te permite sumar esfuerzos con la ayuda de tu computadora, generando conectores con la comunidad de investigadores que trabajan a contrarreloj para desentrañar los secretos del nuevo coronavirus Covid-19.

La finalidad es sumar y aunque los conocimientos científicos sean nulos en tus habilidades, esta es una gran oportunidad de hacer algo por los demás aunado a quedarte en casa durante esta cuarentena. Este proyecto, nació en la Universidad de Stanford hace más de veinte años, integra equipos de laboratorios de todo el mundo en una plataforma de computación distribuida en la que cualquiera con un ordenador puede colaborar.

Durante estos años, Folding@Home ha servido de plataforma para la investigación del cáncer, el ébola, el alzheimer, el parkinson o la enfermedad de Huntington. Ahora ha llegado el turno del Covid-19. “Nos dimos cuenta de que podíamos hacer un gran servicio simulando los movimientos dinámicos de estas proteínas, para hacer avanzar la investigación básica y los esfuerzos de desarrollo de fármacos”, dio a conocer Anton Thynell, responsable de comunicación y colaboraciones del proyecto. 

Desde antes de la crisis, los proyectos de Folding@Home comprometieron positivamente  cientos de miles de usuarios, aunque nunca habían conectado a tantas personas como ahora, “Antes de la Covid-19 teníamos 1,3 millones de usuarios registrados, con unos 30.000 o 60.000 usuarios activos, dependiendo del mes”, precisa Thynell.

¿Cuál es el impacto? 

Solo en las últimas semanas, más de 600.000 personas se han descargado el programa que les permite colaborar con la investigación. El martes de esta semana, la plataforma registraba más de un millón de usuarios activos. “Se está sumando gente de todos los países del mundo: Japón, Australia, China, Corea del Sur, España, Portugal, Alemania, Suecia, Brasil, México, Argentina, Canadá, Islandia, Sudáfrica y muchos más”. Puntualizó Thynell.

Dichos esfuerzos han contribuido con una nueva línea de investigación apoyando a gigantes como Nvidia, que hizo un llamado a la comunidad de gamers para que sumaran sus recursos a Folding@Home.

Además, una colaboración con LaLiga, ya está ejecutando el software de simulación en su propio superordenador. “Cedemos un nodo de supercomputación que equivale a la capacidad de 4.232 ordenadores”, precisó Emilio Fernández del Castillo, responsable de Protección Tecnológica de Contenidos de LaLiga. La relación entre LaLiga y Folding@Home no es nueva, desde hace tiempo se prestaban recursos para fines científicos de investigación oncológica. “Con la aparición de la pandemia lo que hemos hecho enfocar todos los esfuerzos a ese objetivo común”, añadió el portavoz.

Comunidad es poder

Folding@Home permite a investigadores sin presupuesto para un superordenador acceder a algo parecido a los recursos de uno, pero integrado en realidad por tantos equipos normales como pueda admitir la red. 

Todos pueden pertenecer 

No hay un máximo de voluntarios. De acuerdo con Thynell, se tuvo que ampliar el número de servidores para dar cabida al aluvión de colaboradores de las últimas semanas, pero esto ha permitido generar una sinergia impresionante de unión:

“Mientras podamos iniciar nuevos servidores que repartan unidades de trabajo, podemos seguir creciendo”, aseguró.

Sencillo pero poderoso

Al simular posibles configuraciones de las proteínas que componen el virus, estas permiten determinar qué fármacos son más adecuados para hacerle frente. “Las proteínas tienen muchas partes móviles, y lo que queremos es verlas en acción. Las estructuras que no podemos ver experimentalmente pueden ser la clave para descubrir una nueva terapia”, agregó el llamamiento a colaboradores de Folding@Home. 

Esta es tan puntual y como un equipo de fútbol. La disposición habitual de los jugadores, nos ayuda a comprender la manera en la que está hecha la alineación de colaboración y con ella, todas las posibles combinaciones que adoptan durante el partido. Los cálculos necesarios, que serían inabordables para un solo equipo particular, se dividen en “unidades de trabajo” que luego se distribuyen en la red.

Todo funciona 

Al descargar del software creado por Folding@Home para equipos particulares. Se instala y el programa abre directamente una ventana del navegador web predeterminado para que el usuario elija en qué condiciones quiere colaborar con el proyecto: de manera anónima, dando su identidad, con mayor o menor intensidad, en momentos en los que el equipo está inactivo o en paralelo con otras tareas.

Cada usuario puede elegir además si prefiere contribuir a una línea de investigación específica e ir consultando los puntos acumulados por su ordenador o por el equipo del que forma parte, ya que es posible sumarse a grupos existentes o crear nuevos, para monitorizar las puntuaciones conseguidas por el conjunto como quien mira qué tal avanza la liga de fútbol. “Esperamos que los nuevos voluntarios que se están uniendo ahora se sientan como en casa y entiendan que nuestra investigación es suficientemente relevante como para continuar contribuyendo”, finalizó Thynell.

Por: Azenet Folch