Mujeres en el área de robótica

El mercado laboral no siempre estuvo ocupado por mujeres. Solo en la década de los 70 teníamos la autonomía para conquistar nuestros espacios, antes de eso, además de estar infravalorados, éramos mal vistos por la sociedad. Hoy, incluso con pocos cambios, algunos proyectos se están poniendo en práctica y cambiando gradualmente el escenario.

De acuerdo con una encuesta realizada por KPMG, una empresa de servicios profesionales, con Harvey Nash, una consultora de reclutamiento global y proveedor de servicios de outsourcing de TI, el 16% de los puestos senior en el área de tecnología están ocupados por mujeres en América Latina, lo que las coloca al frente de la Reino Unido, que tiene solo el  4%. Otro estudio difundido por el programa YouthSpark de Microsoft señala que, en el país, el 18% de los graduados en informática y el 25% de los empleados en las áreas técnicas de tecnología de la información son mujeres.

Incluso con tales cambios, nos damos cuenta de que los números no son suficientes para cambiar el escenario en el que vivimos en su conjunto y la falta de profesionales en el campo tecnológico pone en primer plano los temas culturales. Además de llevar una carga histórica en la crianza de nuestros hijos y el cuidado del hogar, siempre hemos sido creados para trabajar en sectores considerados más fáciles y menos complejos.

Entonces, si analizamos el número de mujeres profesionales involucradas en el área de ventas, por ejemplo, notamos una escala mucho mayor que en los sectores financiero, tecnológico e industrial.

Por lo tanto, es de suma importancia que la representación se ponga en práctica para las niñas desde una edad temprana. Un buen ejemplo de este cambio de paradigma es la inclusión de clases de robótica y actividades tecnológicas en los planes de estudio escolares.

Esto se convierte en un gran incentivo para una sociedad más igualitaria y el primer paso hacia un cambio significativo en el mercado laboral.

Ahora bien, si profundizamos en la robótica, hemos identificado que la mayor barrera que enfrentan las mujeres cuando deciden ingresar a este entorno es la falta de credibilidad entre sus pares y el mercado en su conjunto. En conversaciones con Ceila Vilas Boas, Eliza Pereira, Catalina Huidobro, Luma Boaventura y Melina Cebron, las grandes personalidades del sector, nos dimos cuenta de que las empresas que las contrataban para desarrollar un proyecto siempre cuestionaban la falta de un supervisor masculino en la actividad. A partir de entonces se inició un doloroso proceso de autoaceptación. Porque esta inseguridad provoca un gran trauma y para que se supere es necesario persistir.

Aquí, cabe destacar que las empresas que fomentan la equidad aumentan los índices de colaboración e innovación en su día a día. Para demostrarlo, el informe publicado en 2020 por McKinsey & Company, afirma que los empleados que abrazan esta diversidad tienen un 152% más de probabilidades de proponer nuevas ideas y formatos de trabajo en comparación con empresas que no la valoran.

Es gratificante decir que muchas empresas ya son más receptivas a la diversidad, y con eso, el siguiente paso es perder el miedo, seguir adelante y no dejar que nadie dude de nuestra capacidad. Incluso viviendo en una sociedad donde cualquier tema suele dividirse entre ' esto es para mujeres y eso para hombres ', podemos realizar cualquier actividad. 

Solo nosotros conocemos nuestro límite y capacidad, aunque muchos todavía lo dudan cuando hay situaciones delicadas, como la que vivimos hoy.

Porque el escenario de la pandemia nos ha vuelto a poner a prueba nuestras fuerzas. Esto se debe a que durante este período las mujeres tuvieron muchas dificultades para conciliar las tareas del hogar con el trabajo. La mayoría comenzó a trabajar en un sistema de oficina en casa, y con eso no hubo separación entre estas dos actividades, que comenzaron a realizarse simultáneamente, principalmente porque también se pararon las escuelas y los niños se quedaron en casa más tiempo. Por lo tanto, era necesario reorganizar las prioridades y escalar nuevas actividades con regularidad.

De acuerdo con la Encuesta Nacional Continua por Muestra de Hogares, más de 7 millones de mujeres abandonaron el mercado laboral en la segunda quincena de marzo, justo al comienzo de la pandemia. El Instituto de Investigaciones Económicas Aplicadas también calcula que esta es la primera vez en los últimos tres años que la mayoría de este público está fuera de la población activa.

Y esta discrepancia no se detiene ahí. Durante este período, podemos decir que el público femenino también fue el más afectado emocionalmente. De acuerdo con una encuesta a tres mil voluntarios y realizada por el equipo del neuropsicólogo Antônio de Pádua Serafim, del IPq (Instituto de Psiquiatría) del Hospital das Clínicas de la FMUSP (Facultad de Medicina de la USP), el 40,5% de las mujeres presentaban síntomas de depresión, 34,9% ansiedad y 37,3% estrés. A partir de entonces, pasó a primer plano otra lucha constante por cambiar esta perspectiva y traer mejores parámetros para nuestro desarrollo profesional y emocional.

Finalmente, creo que para que haya cambios es importante que demostremos cada vez más nuestro papel en el mercado. Es necesario animar a esta nueva generación, hijas, sobrinas y amigas a cambiar paradigmas. Nuestra misión es hacer el mercado laboral más diversificado, igualitario y funcional, especialmente después del gran revés que provocó la pandemia, porque sumando la fuerza de hombres y mujeres llegaremos a cualquier lugar. 

Con mucho esfuerzo, lucha y representación haremos de este mundo un mejor entorno. ¡Este es el camino a seguir!

Por Jennifer Mendieta, Regional Marketing Manager LATAM de Universal Robots

Brecha de género en los rubros de Ciencia y Tecnología

Al menos un 25%  de las mujeres que ocupan empleo especializado del sector en Argentina, Brasil y México, se ven afectadas por la  brecha de género. 

  • Las mujeres representan entre el 31 y el 40% de los egresados de carreras ciencia y tecnología (CyT) en Argentina, Brasil y México, pero sólo entre un 19 y un 24% de las personas están empleadas en este sector en los tres países.
  • Los trabajadores en CyT ganan en promedio entre 24% (México) y 65% (Brasil) más que los/as ocupados/as de la economía en su conjunto.
  • De acuerdo con un nuevo documento de CIPPEC, diseñar acciones contra la brecha de género en CyT es crucial para mejorar la calidad de vida de las mujeres, mitigar la reproducción intergeneracional de la pobreza e impulsar un crecimiento económico inclusivo.

Ciencia y Tecnología (CyT) es un sector crucial para la economía del conocimiento en términos de productividad y como generador de empleos de calidad. Aproximadamente, 1 de cada 10 dólares producidos en Argentina, Brasil y México proviene de CyT. En Argentina y Brasil, este sector abarca aproximadamente el 22% de las exportaciones, mientras que en México alcanza hasta un 70%. Además, el valor agregado por trabajador/a en CyT casi duplica el de la economía en total en Argentina y México, y es más del doble en el caso de Brasil. Esto se refleja en los ingresos de las y los trabajadores del sector, que ganan en promedio entre 24% (México) y 65% (Brasil) más que los/as ocupados/as de la economía en su conjunto.

Pese a su creciente importancia en la agenda global y que los países disponen de una masa crítica de estos conocimientos para especializarse mejor en sectores dinámicos y competitivos, CyT está entre los sectores que menor participación de mujeres tiene en el mundo, especialmente en América Latina.

De acuerdo con el documento “Mujeres en ciencia y tecnología: cómo derribar las paredes de cristal en América Latina” de los programas de Protección Social y Desarrollo Económico de CIPPEC, escrito por Paula Szenkman, Estefanía Lotitto y Sofía Alberro, en Argentina, Brasil y México, del total de ocupados/as en los sectores relacionados con CyT, que tienen empleos de mayor calidad y salarios por encima del promedio de la economía, apenas alrededor de un tercio son mujeres. La proporción es incluso menor si hablamos de trabajadores/as con habilidades relacionadas con CyT que además realizan tareas acordes: de esos casos, las mujeres en estos tres países representan menos de un cuarto del total.

“Esta subrepresentación responde a un problema multidimensional. Las barreras que enfrentan las mujeres arrancan a edades muy tempranas y se suscitan a lo largo de sus trayectorias formativas y laborales”, detalla Paula Szenkman, una de las coautoras del documento.

Si bien las mujeres son mayoría entre quienes estudian carreras universitarias en los tres países bajo análisis, su participación se reduce en los campos de estudio CyT. Esta menor participación se acentúa en el ámbito laboral. Mientras que las mujeres son el 40% de los egresados/as de carreras CyT en Argentina, el 34% en Brasil y el 31% en México, son sólo el 24% de los ocupados/as CyT en Argentina, el 19% en Brasil y el 20% en México.

Porcentaje de mujeres por carrera de grado y tecnicatura (Brasil y México 2019, Argentina 2017)

El sector CyT tiene un gran potencial de transformación y generación de empleo de calidad para trabajadores/as de diferentes niveles de calificación. Si bien emplea una mayor proporción de trabajadores/as de alta calificación que el resto de la economía, también ocupa trabajadores/as de nivel educativo medio y bajo. “Asegurar la participación de las mujeres en ciencia y tecnología es una oportunidad crucial para evitar que las brechas existentes se ensanchen. Además de mejorar las condiciones de vida de las mujeres, contribuiría a mitigar la reproducción intergeneracional de la pobreza y a impulsar el crecimiento económico inclusivo”, asegura Szenkman.

Distribución de trabajadores/as en sectores CyT según nivel educativo (1er trimestre 2020)

“Buscamos promover consensos entre actores del sector privado, público, sindical, educativo y de la sociedad civil, y contribuir con propuestas de política para un abordaje integral, que ataque todas las barreras”, dice Szenkman. El documento detalla que la estrategia debe incluir políticas educativas y de formación profesional con perspectiva de género para facilitar el acceso de las mujeres al mundo laboral; políticas culturales para derribar sesgos y estereotipos de género en empresas e instituciones; y políticas para lograr una mejor conciliación entre la vida familiar y laboral y fomentar el ascenso de las mujeres a posiciones de liderazgo. Además, es necesario proveer información pública de calidad y de manera sistemática, y fortalecer y coordinar los esfuerzos del sector privado con el ámbito público.

Más acerca de “Mujeres en ciencia y tecnología: cómo derribar las paredes de cristal en América Latina”

Elaborado por Paula Szenkman, Estefanía Lotitto y Sofía Alberro, este nuevo documento de CIPPEC se enmarca en un proyecto liderado por el programa de Protección Social con apoyo de Salesforce que busca cuantificar y visibilizar las brechas de género en los sectores de ciencia y tecnología (CyT) y los obstáculos que enfrentan las mujeres en Argentina, Brasil y México en sus trayectorias.

“Es urgente que los sectores público, privado y sociedad civil nos unamos para llevar a cabo un plan de acción que resuelva de una vez la falta de participación de mujeres en tecnología. El diagnóstico y la guía que nos brinda CIPPEC a través de este trabajo constituye un inmejorable punto de partida”, enfatiza Teresa Verthein, gerente de Relaciones con Gobierno en Salesforce para México, Colombia y Centroamérica.

En este enlace podrás visualizar el estudio completo.

Women in Lighting México: Mexicanas iluminando el mundo

Expertas en la industria de la iluminación en México ofrecerán un panorama de la participación de las mujeres desde su entorno.

A dos años de haberse fundado el movimiento Women in Lighting en Reino Unido, como parte de la iniciativa #BalanceforBetter, un llamado a la acción para impulsar el equilibrio de género en todo el mundo; en México las especialistas en iluminación buscan alcanzar los objetivos internacionales de sus fundadores: generar un balance de género y equidad en el entorno, reconocimiento del trabajo del otro, promover los logros y pasiones de las mujeres en esta industria y elevar el perfil de la comunidad para generar equipo.

“Somos una plataforma inspiradora, una red horizontal, que tiene la intención de resaltar el trabajo que hacen muchas mujeres en pro de la cultura de iluminación. Nuestro objetivo es construir comunidad, lo que, a su vez, beneficia a la profesión. Partiendo de Mexico y fortaleciendo la red en Latinoamérica, pretendemos compartir la idea que trabajando juntos hombres y mujeres engrandecemos esta apasionante profesión, unidos somos más fuertes “, comentó Magali Méndez, embajadora de Women in Lighting México.

Este año, de la mano de Construlita, Women in Lighting México organiza el primer encuentro Mexicanas iluminando el mundo, del 8 al 29 de marzo, que concentra a once especialistas de la iluminación para hablar de sus experiencias, de los retos y de su participación en el desarrollo y profesionalización del universo de la iluminación en nuestro país. 

Este programa de encuentros será a través del Facebook @Construlita.Mx con acceso gratuito a todo el público:

8 de marzo. 17h. Apertura al diseño de la iluminación en México

Participan: Alicia Dávila, Bianca Gortárez y Magali Méndez.

A partir de la experiencia de nuestras invitadas, exploraremos la percepción que se tiene en nuestro país de esta profesión, sus procesos de desarrollo, y los pros y contras para encontrar el equilibrio adecuado.

16 de marzo. 17h. Iluminación: Profesión interdisciplinaria y multifuncional.

Participan: Erika Andrade, Diana Solís y Mónica Vega.

Muchas veces nos hemos cuestionado ¿Cuál es la tarea principal para quien se dedica a la iluminación? ¿Qué o quienes intervienen en el proceso? Acompañamos a descubrir qué implica ser un profesional en esta industria.

22 de marzo. 17h. Iluminación desde la perspectiva comercial.

Participan: Nancy Aldape, Jacqueline  Díaz y Caro Salman.

Hablar de iluminación no sólo hace referencia a productos, características técnicas y diseño, también involucra desarrollar estrategias comerciales adecuadas para lograr el éxito en el mercado, pero, ¿qué implica? ¿Qué tenemos que considerar para llevarlo a cabo?

29 de marzo. 17h. Luz, control y tecnología.

Participan: Liliana González y Ana Laura Vargas.

Con el paso del tiempo hemos sido testigos de mejoras en distintas industrias, y la iluminación, no podía quedarse atrás. Hablaremos de los beneficios que nos otorga el tener control en la iluminación, cuáles son los métodos existentes y los errores más comunes que se pueden evitar.

Construlita

La empresa mexicana líder en iluminación, como aliada de las y los especialistas y profesionales de esta industria, se suma a esta iniciativa para darle voz y visibilidad a las mujeres que hacen posible el diseño de soluciones para darle luz al mundo y así equilibrar la igualdad de género en esta industria. 

Actualmente, Grupo Construlita trabaja con mujeres y hombres en un porcentaje equilibrado del 50% en puestos directivos y de mayor responsabilidad, este reto se suma por alcanzar la equidad en todas sus áreas y mayor visibilidad en el trabajo de las mujeres que conforman sus empresas.

Women in Lighting

La plataforma womeninlighting.com, se puso en marcha el Día Internacional de la Mujer del 2019; y tiene como meta generar un mejor equilibrio en la industria y que se reconozca a las mujeres que trabajan en iluminación, independientemente de la profesión o especialidad, como diseñadoras, fabricantes, o si se desarrollan en el campo del arte, la investigación, la educación o la comunicación. El proyecto incluye a todas, pero, por encima de todo, a las que aman y se apasionan con la luz.

womeninlighting.com ha publicado entrevistas inspiradoras que cuentan las historias personales y profesionales de mujeres de todo el mundo: España, Argentina, Bolivia, Italia, China, Rusia, Japón, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Alemania, Canadá, Polonia, Grecia, Irán, Reino Unido, los Países Bajos y por supuesto, México.

Encuéntranos también en redes sociales 

http://www.facebook.com/CONSTRULITA.MX 

http://www.instagram.com/ConstrulitaMx

http://www.linkedin.com/company/construlita/ 

Contacto de prensa

Priscila Alonso

pris.alonsorp@gmail.com 

5533675000

La desocupación laboral de las mujeres creció un 72%

Las mujeres pasan por un mal momento laboral debido a la contingencia sanitaria con una desocupación laboral del 72% desde su inicio.

Las mujeres que perdieron su empleo durante esta crisis sanitaria, buscaron opciones independientes para obtener un ingreso, en su mayoría, en el sector informal.

Es un hecho, que la pandemia por covid-19 agudizó la situación laboral de miles de mujeres las cuales perdieron su empleo en los últimos meses. La baja en su nivel de ingresos y cierre de negocios, obligó a que tres de cada cuatro trabajadoras se encuentren en condiciones de informalidad. 

En la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (Enoen) publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) precisó en el periodo octubre-diciembre de 2020, la ocupación femenina representó un millón 102 mil mujeres. Las implicaciones que dejaron como consecuencias las medidas de distanciamiento social y restricción de actividades a causa de la situación de emergencia por el covid-19, modificaron la dinámica de este grupo poblacional. 

Conforme el confinamiento avanzó y las medidas de restricciones de contacto con otras personas continúan, la casa es un el nuevo lugar de trabajo para estas mujeres que en su mayoría se vieron obligadas a dejar su empleo por atender la demanda de tareas domésticas sin remuneración económica y acompañar a los hijos en clases escolares.

Por su parte, los negocios que dejaron su productividad a causa de los estragos de la economía, de acuerdo a Elva Rivera Gómez, al cierre del cuarto trimestre de 2020, la participación de las mujeres en el mercado del trabajo fue de 44.7 por ciento, es decir 0.8 puntos porcentuales menos con relación el 45.5 por ciento reportado en el mismo trimestre de 2019. 

En un grupo de 25 a 44 años que se inspeccionó, resultó el más afectado, así como aquellas con experiencia laboral y mejor preparación académica. Desde la tasa de desocupación femenina al cuarto trimestre de 2019 era de 2.5 por ciento, es decir, había 29 mil 732 mujeres sin empleo, pero con disposición a encontrar uno. Sin embargo, al cierre de 2020, la desocupación femenina llegó a 4.4 por ciento que se traduce en 51 mil 153 mujeres. Este último dato representaría que, en medio de la crisis sanitaria, la desocupación femenina aumentó 72 por ciento. Según la encuesta del Inegi, 28 mil 533 poblanas perdieron o dieron por terminado su empleo, mientras que siete mil 949 renunciaron por diferentes razones. Margarita Herrera Avilés, directora del Centro de Emprendimiento del Tecnológico de Monterrey, campus Puebla, destacó que las mujeres son parte crucial de la economía y a pesar de que salieron de la actividad económica, han logrado adaptarse a los retos que implicó la pandemia para sacar adelante a sus familias. “Muchas de las mujeres que se ocupaban en pequeños negocios, tienditas, o negocios en centros comerciales, que pasó en la pandemia, se les incrementó el trabajo y además eso no les permitía salir a atender un negocio. Ante las crisis hay que ver oportunidades. Creo que es un momento para emprender y estamos viendo que también hay necesidades”, puntualizó. 

El aumento de la desocupación creció relacionada con que los sectores más golpeados por la pandemia, comercio y servicios, concentraron mayor presencia de trabajadoras. Los resultados de Enoen publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), por cada 100 personas ocupadas en estos dos sectores de actividad económica, 55 son mujeres. 

El freno de actividades económicas no esenciales desde marzo del año pasado, llevó al cierre de negocios no esenciales como zapaterías, tiendas de ropa, departamentales, estéticas. Aunado a los anteriores, se vieron afectadas las operaciones de bares, restaurantes, cafeterías, hoteles, servicios de esparcimiento, belleza, gimnasios, negocios dedicados a eventos sociales, que en muchos casos son operados por mujeres, de los cuales se sumaban a las filas del desempleo, 297 mil 955 mujeres, seis mil 466 menos de las que había en el último trimestre del año previo. En el rubro de la manufactura hubo una baja de mil 818 mujeres y la construcción perdió tres mil 181 posiciones. Otro de los sectores que concentra la mayor fuerza laboral femenina es el de restaurantes y servicios de alojamiento con una participación de 111 mil 735 plazas.

De esta manera, las mujeres están viviendo una desolación en la cual se ve reflejado el trabajo informal como respuesta a la larga lista de despidos, consecuencia de la pandemia que nos azota en este par de años. 

DiDi y su impulso a la inclusión de las mujeres en la economía digital

  • DiDi Mujer se expande en todo el país ante un aumento del 28% en el registro de conductoras.
  • En reconocimiento a todas las mujeres que laboran en la industria restaurantera, DiDi Food habilitará la sección especial en la app #MujeresQueInspiran para que los usuarios puedan realizar pedidos de negocios de emprendedoras sin costo de envío. 
  • Las ganancias promedio mensuales de las conductoras han aumentado 17% contra 2020.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, DiDi reconoce a las conductoras y emprendedoras que a través de la tecnología han logrado impulsar su economía. Con eso en mente, la compañía informó que, desde las últimas semanas, DiDi Mujer se expandió a nivel nacional. Además, se realizará un homenaje a las restauranteras dentro de la app de DiDi Food. 

Desde la implementación de DiDi Mujer, función que permite a las conductoras tomar viajes exclusivamente con pasajeras, se ha visto un incremento del 28% en el registro de conductoras, por lo que ahora la función se expande a nivel nacional, promoviendo opciones de ganancias flexibles e independencia económica. Además, la compañía ha reestructurado sus programas de recompensa para buscar una mayor participación de las mujeres. Por ejemplo, se estarán ofreciendo incentivos especiales al referir conductoras y se ajustará a sus necesidades los criterios de los bonos semanales. 

Por otro lado, en reconocimiento y apoyo a las mujeres que laboran en la industria restaurantera, DiDi Food habilitará #MujeresQueInspiran, una sección especial en la aplicación para que los usuarios puedan pedir comida de miles negocios de emprendedoras sin costo de envío. Esta sección estará disponible del 5 al 8 de marzo de 2021 en Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara, Puebla, Tijuana, Mérida y Ciudad Juárez. 

“A través de estas iniciativas, en DiDi reconocemos la incansable labor de todas las mujeres que son empleadas de la compañía, la indomable voluntad de las miles de mujeres que trabajan o son dueñas de los restaurantes y que confían en nosotros, y el tenaz esfuerzo de todas las conductoras y socias repartidoras que nos utilizan como una opción para seguir creciendo. Desde DiDi seguiremos comprometidos con poner nuestra tecnología a disposición de más personas y más negocios”, señaló Maria Pia Lindley, Directora General de DiDi Food México. 

ASUS y sus 3 laptops que empoderan a la mujer

¿Creadora de contenidos, emprendedora o gamer profesional? Conoce 3 laptops de ASUS para las mujeres empoderadas.

Durante los últimos años, las barreras de género y los estereotipos tradicionales se han desmoronado ante la importancia de la participación de las mujeres en todos los niveles y la lucha continua por la búsqueda de la igualdad. Y cada vez más, la tecnología se convierte en una herramienta poderosa que forma parte del empoderamiento.

Hoy en día, aprender, crecer y acceder a información está al alcance de un click. Esto no solo ha permitido que nuevas generaciones de mujeres se acerquen a la tecnología, sino que ha demostrado el fuerte papel que toman al usarla como una manera estratégica para generar oportunidades económicas, ya sea a través de carreras profesionales como la programación, el desarrollo de apps, la creación de contenidos, la animación digital, o al crecer sus propios negocios.

ASUS, la empresa de tecnología taiwanesa, ha mostrado su apoyo en la inclusión y la eliminación de los estereotipos, y nos ha demostrado que la tecnología no corresponde a un solo género.

Lo hemos visto en el impulso de modelos femeninos que logren inspirar a más mujeres, como las ROGirls; influencers gamers, a quienes, incluso, les crearon una laptop completamente personalizada.  Por ello, en esta ocasión, te presentamos 3 laptops para empoderar a la mujer y que sin duda serán un elemento importante a la hora de conseguir grandes metas.

  • Para la mujer creadora chic: Una mujer creadora de contenidos sin duda requiere de mucho estilo, pero con la tecnología suficiente para alimentar su poder para inventar nuevas cosas. Las nuevas laptops VivoBook S son compañeras poderosas para descubrir, explorar y crear. Ya sea que se trate de multitarea productiva, edición multimedia o juegos casuales, el último procesador Intel Core i5 de 11a generación, aligera cualquier carga de trabajo y ¡son imparables!

    Lo mejor de todo es que no están peleadas con su diseño, de hecho, cuentan con un diseño moderno en color rojo Resolute Red, negro elegante Indie Black o verde Gaia Green que celebran la personalidad única de cada una.

    Además, podrás  personalizar la apariencia externa con las stickers incluidos, que cuentan con gráficos y frases exclusivas, diseñadas para complementar el moderno acabado.
  • Para la mujer emprendedora o de negocios: Sabemos que las mujeres emprendedoras o que están siempre inmersas en los negocios están en la constante búsqueda de la perfección. Les gusta tener todo bajo control y que todo salga a tiempo, y para lograrlo, requieren de una laptop que les dé el rendimiento que se adecúe a su estilo de vida. Para todas estas mujeres existe la nueva ASUS ZenBook Flip S, el arte de la perfección en una laptop que no solo cuenta con diseño sumamente elegante, con prestigiosos detalles de corte de diamante, sino que tiene un performance a la altura.

    ZenBook Flip S combina una elegante sofisticación con el adelantado procesador Intel® Core™ de 11a generación y los gráficos Intel® Iris® Xe que le brindan un rendimiento sin esfuerzo. Los componentes de alto rendimiento también incluyen hasta 16 GB de RAM de alta velocidad y 512 GB de almacenamiento SSD, que harán que tu laptop inicie en solo unos segundos y que tus apps se carguen casi instantáneamente, acelerando el flujo de trabajo para mejorar la productividad. Además, cuenta con la certificación Intel® Evo™ para ofrecer un rendimiento móvil superior, imágenes excelentes y una eficiencia energética excepcional.
  • Para la mujer gamer: ¿Sabías que de acuerdo con un estudio realizado por Newzoo en 2018, cerca de 60 millones de personas ya están vinculadas a la industria de los videojuegos en nuestro país? Y no solo eso, alrededor de 47% es representado por hombres jugadores, mientras que un 41% ya fue alcanzado por mujeres. ASUS, bajo su línea gamer Republic of Gamers sabe muy bien esto, por lo que creó una laptop innovadora y que rompiera los esquemas del mercado.

    Diseñada como una máquina poderosa de 15 pulgadas, la laptop gamer ROG Strix G15 Cherri Edition cuenta con una franja elegante de color rosa y nace como una nueva manera de ofrecer al público gamer una mayor apertura, y la posibilidad de expresar su personalidad sin tener que depender de la iluminación RGB. Además, ASUS decidió otorgar a esta edición especial, el nombre de la gamer profesional mexicana, Hannah Wotton, mejor conocida como Cherrigan, que es parte de ROGirls desde hace ya un par de años.

    Si el rosa no es lo tuyo, empodérate con la ROG Strix G15 Happy Edition, que combina el nombre de la tonalidad inspirada en el ROG Intelligent Cooling, con el nickname de Monsterrat Arrieta, gamer y embajadora de Republic of Gamers. Con color fresco con un aspecto invernal, envuelve la potente obra de ingeniería de esta nueva Strix que se abre a un nuevo público.

Ambas están equipadas con la fuerza de la GPU NVIDIA® GeForce® GTX 1650 Ti que permite una calidad elevada en los gráficos en tus juegos AAA, y da la posibilidad de transmitir tus mejores habilidades en live streaming, en cualquiera de tus plataformas favoritas como Twitch, NiMO Tv, Mixer o Discord. Además, podrás acelera tu juego y demostrar tu mejor estilo de competencia en los eSports, gracias a su Procesador Intel® Core™ i5 de décima generación. 

Las más expuestas y afectadas económicamente por el Covid-19 son las mujeres mexicanas

¿Cuál es el panorama para las mujeres mexicanas expuestas a la vulnerabilidad económica por el Covid-19?

Con más de 2 millones de mujeres que no reciben un salario y que en su mayoría trabaja en servicios relacionados con la salud, el turismo y la economía informal, las mujeres mexicanas se han vuelto la parte de la sociedad más vulnerable a la cual azota la endeble economía de México. 

De acuerdo a Notimex, las mujeres son uno de los grupos más afectados por el impacto económico negativo provocado por el Covid-19.

 La tremenda crisis deja a su paso un elevado porcentaje de mujeres que laboran en servicios relacionados con la salud, el turismo, la economía informal, que no obtienen sus ingresos en el trabajo doméstico.

Mónica Flores, presidenta de Manpower para Latinoamérica, señaló que en un conversatorio organizado por la Comisión para la Igualdad de Género del Senado, donde enfatizó que este sector representa 70% de personal dedicado a salud y servicios.

“Estamos sobrerepresentadas en los puestos de riesgo en salud en el área de enfermería, limpieza de hospitales y en aquellos puestos que están más impactados por esta pandemia, es decir, en servicios turísticos y comerciales”, dijo Flores.

“Pero también estamos subrepresentadas en los sectores que crecerán más o que están siendo menos impactados hoy, como el sector de las tecnologías de la información, telefonía, cadenas logísticas y reparto de artículos”, señaló.

Todo lo anterior fue presentado durante una conferencia virtual, organizada por la comisión que preside la senadora Martha Lucía Micher Camarena. En la misma, se analizaron las acciones realizadas para las trabajadoras en las empresas en los tiempos del coronavirus.

Además, la legisladora advirtió que el confinamiento social no sólo propiciará la pérdida de empleos, sino que el trabajo en casa o “home office” representa para las mujeres el doble reto de organizar el espacio privado de los hogares en espacio laboral, y continuar con el cuidado de la familia.

Es bien sabido que la crisis sanitaria y próximamente, humanitaria, “no sólo impactará en el tema de la salud, también afectará la vida de las mujeres, su economía, relaciones personales y familiares”, dejo claro, la senadora.

Por su parte, en la misma conferencia virtual, Corin Robertson, embajadora del Reino Unido en México, señaló que dos tercios del personal sanitario global son mujeres, por lo que ellas también están en la primera línea de la respuesta a la pandemia.

Ivana Fernández, de la Secretaría de Economía, refirió los números que en México refelja la economía laboral en donde hay 22 millones de trabajadoras, 14.4 millones son asalariadas, 5.1 millones trabajan por cuenta propia, 500,000 son empleadoras, otras 500,000 laboran a destajo, por porcentajes, honorarios, propinas o pagos que no se puede contabilizar y 1.5 millones lo hacen sin remuneración.

De acuerdo a lo anterior, dos millones de las mujeres mencionadas, no reciben ningún salario y viven en la incertidumbre constante que se agravará con la contingencia, por lo que consideró necesario priorizar la salud y bienestar de personas en situaciones de pobreza y mayor exclusión, proteger el trabajo asalariado, procurando evitar la reducción del salario, los despidos, la vulneración de los derechos laborales ante la pandemia.

“Necesitamos apoyar de manera enfática el autoempleo, apoyar a las pequeñas y medianas empresas a que puedan formar parte de las cadenas de suministro estratégicas, de actividades económicas clave que nos permita aminorar las desigualdades regionales que aún existen”, finalizó.

Por: Azenet Folch

Lucha de las mujeres

Segunda parte

En aquel entonces, en los años de la primera década del siglo pasado, no existía la ONU y mucho menos organizaciones no gubernamentales o autónomas que defendieran a la mujer e hicieran suyas las justas demandas del sexo femenino. Salvo contadísimas excepciones en determinadas partes del mundo, éste era un planeta plagado de actitudes machistas. Y no sólo tuvieron que pasar años y años, sino…¡¡hasta dos guerras mundiales!! Y aún así, los justos reclamos de las mujeres seguían en el folder, archivado en un vetusto escritorio.

En México, a mediados de la década de los 90, del siglo pasado, los diarios principalmente destacaron las decenas de muertas en Ciudad Juárez. No había día que no se informara de una, dos o tres mujeres asesinadas cuando iban a su trabajo o regresaban a su hogar, luego de laborar en las maquilas; fue como el parteaguas de una situación que, ya desde ese entonces, daba visos de desbordarse sin que autoridades municipales, estatales o federales hicieran frente a un fenómeno que, con el tiempo y hasta nuestros días, parecía imparable.

Fue en esa época fue cuando en México empezó a utilizarse la palabra ‘feminicidio’ (o femicidio), término que acuñó a principios de la década de los 70 Mary Orlock y que usó y promocionó Diana Russell allá a mediados de esa misma década en el Tribunal Internacional de los Crímenes contra la Mujer.

¿Pero qué significa en palabras llanas y simples -haciendo a un lado los términos de las leyes- el feminicidio?

  1. Asesinato de una mujer por el simple hecho de ser mujer.
  2. Muerte violenta de las mujeres por razones de género.
  3. Asesinato misógino de mujeres cometido por hombres.
  4. Asesinato de una mujer por razón de su sexo (RAE).
  5. Violencia misógina llevada al extremo.
  6. El feminicidio es una ínfima parte de la violencia contra niñas y mujeres.

Estas frases son válidas y claramente expresan lo que por décadas han denunciado las mujeres en prácticamente todo el globo terráqueo. Hoy en día, aun cuando persisten posiciones sobre la conceptualización del término, lo cierto es que se ha avanzado en establecer ese crimen en los códigos penales de los países. Sin embargo, no es suficiente. Las mujeres exigen fin a la impunidad, pues no basta que en los libros sobre justicia se establezcan años de cárcel para el feminicida; lo que demandan enérgicamente es que no haya impunidad, que la justicia sea una realidad pronta y expedita.

Recientemente en México se ha dejado sentir la fuerza de las mujeres; marchas, mitines, manifestaciones, concentraciones, etcétera, se han registrado a lo largo del territorio nacional. Se ha observado cómo algunas mujeres muy radicales han llegado al extremo de intentar quemar alguna de las puertas de Palacio Nacional, independientemente de las pintas en las paredes del histórico inmueble.

Posiciones encontradas se han podido leer en las redes sociales respecto a esa actitud asumida por un pequeño grupo de mujeres “ultras”. Por fortuna no ha pasado a mayores, salvo los daños materiales. Y en ese marco, en febrero, México -y prácticamente toda América Latina- pudo leer los casos de “Ingrid” (mujer de 25 años asesinada por su esposo) y de “Fátima” (la niña de escasos 7 años), lo que enardeció más los ánimos de los diversos grupos feministas.

Lo que parecían en un principio protestas un tanto cuanto dispersas e incluso con demandas un poco diseminadas, tras los feminicidios de “Ingrid” y “Fátima” la coherencia llegó. Así, de aquella exigencia plasmada en cartulinas y pancartas: “Ni una más”, pasó a “¡El nueve ninguna se mueve! Paro Nacional”.

Hoy ya nadie para ese “Paro Nacional” de las mujeres en México y el 9 de marzo se quedará marcado en la historia del país. Será algo muy similar al movimiento del 68, sólo que en este caso la protagonista es y será la mujer.

El domingo 8 se conmemorará el “Día Internacional de la Mujer” -este año con el tema “Soy de la Generación Igualdad: Por los derechos de la mujer”- y el lunes se realizará “¡El 9 ninguna se mueve!”. Si preguntaras cuántas participarán, la respuesta nadie la sabe; si interrogaras sobre cuánto significará ese paro para la economía del país, la contestación es que nadie la conoce; hay cientos de especulaciones o estimaciones, pero todo ello se sabrá hasta el 9 por la noche o el día 10 o los subsecuentes.

Censo: ¿Y alguien levantará un censo de las mujeres que no se moverán el día 9? Es la pregunta que flota en el aire estos días…

UNAM se sumó ya al paro #UnDíaSinNosotras y no colocará inasistencias de alumnas

La Universidad Autónoma de México (UNAM), dará su total apoyo a las alumnas que falten a clases este próximo 9 de marzo en el paro de labores de #UnDíaSinNosotras donde la sociedad civil se unirá.

Contribuyendo a la importante causa de #UnDíaSinNosotras por la desigualdad y la violencia de género, la UNAM se unirá a la sociedad civil en respaldo a la creciente inseguridad que se vive en el país.

Notimex.- La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se pronunció en favor del paro nacional mujeres convocado para el 9 de marzo bajo la iniciativa #UnDíaSinNosotras.

Por medio de sus publicaciones en redes sociales, la casa de estudios reconoció el valor de todas las acciones de la sociedad civil que contribuyen a visibilizar la desigualdad y la violencia de género y prometió a sus estudiantes y docentes que decidan no asistir a clases ese día que no se les contará la inasistencia ni habrá descuentos salariales.

“La Universidad de la Nación seguirá empeñada en realizar todas las acciones que contribuyan a combatir la desigualdad y la violencia de género y a cambiar la cultura institucional que las impulsa o las permite”, apuntó.

El paro de mujeres fue convocado para el lunes 9 de marzo, un día después del Día Internacional de la Mujer, que este año caerá en domingo.

Por: Azenet Folch

Madre, mujer y exitosa ¿Cuáles son los pasos a seguir en conjunto con las empresas?

Encontrar el balance perfecto entre el ser mujer, madre y el éxito, no es cosa fácil, aunque es una fase en el ser humano evolutivo que se ve cada día más en la sociedad de hoy, ¿Sabes cómo hacerlo? Aquí te doy algunas recomendaciones.

El mantener una familia a flote como madre, profesional y soportar el éxito sobre los hombros es una tarea difícil de llevar a cabo, para ello se requiere una dosis fuerte de compromiso constante con la organización, que muchas veces, va más allá de lo que podemos visualizar a simple vista, pero esto no es imposible, para llegar de un punto al otro se requieren ciertos pasos que la mayoría de las mujeres exitosas conocen a la perfección. 

Tareas compartidas con familia y amigos

La pareja es pieza clave de la estrategia de la organización para este tipo de mujeres. Implica acuerdos de tiempo y actividades donde convivir y disfrutar a la familia. Aunque ojo aquí, porque muchas veces esta pieza falta y es suplida por algún miembro cercano como abuelos, tíos o incluso amigos muy queridos de confianza que apoyan.

Ayuda externa

Aquí entra la contratación de servicios como guarderías, niñeras, residencias para adultos mayores, quienes son el soporte sistemático de la cabeza de familia o para la pareja en sí, donde son ayudados con las tareas cotidianas del hogar. Esto dependiendo de la situación en la que se requiere la ayuda y es fundamental detectar en dónde hace falta para complementar el equipo de trabajo y dar una solución continua que dé a su vez certidumbre al núcleo familiar. Una vez resueltas las necesidades primarias, las secundarias se unen al engranaje por sí mismas. 

Estrategias en el trabajo 

El centro de trabajo también juega un papel muy importante en alcanzar el éxito de las mujeres en su carrera. Existen sitios donde la colaboración con las familias es primero y se da prioridad a las madres trabajadoras por defecto. 

Aquí es importante resaltar que se necesitaría regular, sistematizar y normalizar, centros de trabajo con guarderías donde los hijos pequeños sean vigilados constantemente por las madres a manera de dar la seguridad y estabilidad emocional necesarias a ambas partes, para con ello dar espacio a su vez a una crianza estable y feliz a los miembros más pequeños de la familia como ya lo hacen en países de primer mundo y esta fórmula está totalmente probada con éxito. 

Un ejemplo claro de ello es La Guía de Buenas Prácticas “Hacia la Integración Familia y Trabajo” del Centro Walmart Conciliación Familia y Empresa del IAE Business School habla sobre las estrategias más comunes por parte de las empresas, las cuales son:

• Cultura organizacional dirigida hacia una responsabilidad familiar corporativa; si una empresa comunica y aplica acciones a favor de la familia en todos los niveles, esto se refleja en un compromiso para el bienestar de sus colaboradores.

• Acuerdos jefe-subordinado en temas de integración familia y trabajo; implica que los jefes se ocupen de brindar apoyos formales o informales en conflictos de esta índole.

• Políticas de gestión de tiempo y flexibilidad laboral; fomento por parte de la organización en esquemas laborales que conduzcan a sus colaboradores hacia una vida más integrada.

En este contexto es necesario que las empresas establezcan prácticas, políticas o programas que respondan a los distintos ciclos de vida en los que encuentren sus colaboradores (maternidad, paternidad, tiempo para cuidado de adulto mayor o infantes, desarrollo personal, etc).

Con este esquema es más factible que las empresas cuenten con una plantilla de mujeres y hombres con un desempeño positivo respetando la conciliación familia-trabajo que facilite el bienestar de sus colaboradores, ya que si este intuye un entorno seguro, confiable y proactivo su productividad en trabajos colaborativos tiende a incrementarse.

Es un hecho que el esquema laboral ha tenido un cambio dramático en el funcionamiento en cuanto a la equidad se refiere, aunque habría que añadir a ello también el cambio en la manera que las familias uniparentales se componen y la forma en la que las empresas deberían dar apoyo a las jefas de familia que ocupan un lugar en las filas empresariales de esta nueva era. 

Por: Azenet Folch