Ascalapha: La combinación ganadora entre moda y filantropía 

Los artesanos que elaboran estos productos reciben una remuneración que puede superar el 300 % de lo habitual; las creadoras de Ascalopha destinan el 5 % de las ventas de la temporada para El Fondo de los Sueños.

Ascalapha nació en septiembre del 2012, después de que Nori Abreu se fue de intercambio a España, en donde la convivencia con otras personas del mundo la hizo percatarse de la enorme riqueza cultural que su país poseía y la poca difusión de sus atributos alrededor del mundo. Durante el desarrollo de su proyecto de titulación para la universidad Anáhuac Xalapa, comenzó a investigar la producción textil artesanal de algunas zonas marginadas del país como San Juan Chamula y Cuetzalán, en Puebla, y se dio cuenta tanto de su belleza como de la falta de recursos para los artesanos que poseían talento y que tenían una historia que contar. Así nació la idea de gestionar una marca que fusionara la moda y técnicas textiles artesanales de zonas marginadas del país.

La marca lleva el nombre científico de una mariposa negra nativa del sur de México, una especie temida por su apariencia. Sin embargo, son muchos los especialistas que han confirmado que este pequeño insecto, además de ser inofensivo, tiene colores y figuras que se aprecian a contraluz, mismos que son únicos y bellos. “Ascalapha es una metáfora de México respecto a lo que se ve muy superficialmente de él; muchos son quienes le temen, lo acorralan e incluso lo critican, cuando en realidad México con toda su belleza opaca lo malo que puede surgir de él, uno de los tantos atributos es su legado artesanal, en específico, el textil”, explicó la CEO y fundadora.

Nori tardó seis meses en estructurar un modelo de negocios que le permitió realizar una propuesta interesante en el rubro de la moda y el artesanal. Con este proyecto, la emprendedora obtuvo su título universitario y durante los 10 meses posteriores se dedicó a mejorar e idear un plan que construyera una marca atractiva. En junio del 2014 Abreu invitó al proyecto a Daniela Moreno por su experiencia previa en el diseño gráfico y de modas. Poco después, Ascalapha generó un contacto más formal con artesanos de diversas zonas, lanzó los primeros prototipos de producto y estableció una estrategia más clara.

Dos meses después participaron en la convocatoria de Startup México, donde fueron seleccionadas para formar parte de la segunda generación. Como consecuencia, ambas se mudaron al Distrito Federal para apostarlo todo en el proyecto y volverlo realidad. Durante los siguientes seis meses afinaron el proceso productivo; formalizaron la relación con artesanos de la zona de San Andrés, Guerrero y Cuetzalán, Puebla; definieron la esencia de la marca; y realizaron alianzas estratégicas con plataformas de diseño como Cultura Colectiva. Posteriormente fueron seleccionadas como finalistas en el Premio Estudiante Emprendedorde la Bolsa Mexicana de Valores, en febrero del 2015.

Uno de los pilares fundamentales de la empresa es la filantropía. Más allá de comercializar ropa, calzado y accesorios, la compañía tiene como fin inmediato ser un factor de progreso para estas comunidades gracias a la practica de un comercio justo. ¿Cómo? Con una remuneración 300 % por encima de lo habitual para los productores; es decir, Ascalapha proporciona todo el material que se va a utilizar en la manufactura y les paga por el producto hasta tres veces el precio al que lo venderían a los minoristas. Adicionalmente, el 5 % de las ventas totales de la temporada van destinadas a El Fondo de los Sueños, una iniciativa que consiste en ofrecer experiencias de crecimiento personal a los artesanos para acercarlos a la realidad que existe más allá de su comunidad.

La línea de básicos con la que cuenta la marca es la especialidad de la casa: posee seis artículos vanguardistas entre las que se encuentran bolsas odoratas, clutches con diseños de la comunidad de Cuetzalán, mochilas Ascalapha, tenis wixarica, una cosmetiquera prime, una blusa para mujer y una playera para hombre.

“Cada uno de nuestros artículos es único, cuenta una historia y es 100 % artesanal, desde la incoporación textil hasta su maquila” indicó Nori Abreu. “Nuestros diseños están inspirados en la nueva generación de jóvenes y no tan jóvenes que creen que la vida es una experiencia. Cada uno de nuestros artículos se identifican con aquellas personas autenticas que aprecian las expresiones sensibles del mundo, se apasionan por descubrir nuevos escenarios, creen fielmente en el efecto dominó, aman viajar y compartir”, agregó.

Las empresarias definen a Ascalapha como una experiencia de principio a fin que termina materializada en cada uno de los productos y que invita a sus clientes a vivir. “Si las personas cuentan con un fuerte sentido de pertenencia hacia México, están ansiosos de contar y escuchar historias, ayudar es su filosofía de vida, sin duda alguna Ascalapha es una marca hecha a su medida”, dijo la joven emprendedora.

Al cuestionarles sobre el papel del emprendedor mexicano, Nori subrayó que es digno de reconocimiento todo lo que los emprendedores hacen. “Tener una idea y materializarla no es una situación que se logra de un día a otro, es una carrera de resistencia que está llena de obstáculos y también de momentos de satisfacción. Me parece que somos (los emprendedores) un canal que cuenta con experiencia y sensibilidad para poder cambiar la vida de muchas personas. Me gustaría que todos los emprendedores se movieran por una pasión apoyada por una mente clara para generar utilidades y sustentada con el corazón para crear verdaderos cambios en el mundo” puntualizó.

Por: Karen Cymerman 

¿Por qué la vestimenta tendría que potencializar a la mujer en los negocios?

¿Por qué la vestimenta tendría que potencializar a la mujer en los negocios?

Los negocios son parte fundamental en el día a día de las mujeres. Sea a lo que sea que se dediquen, la vestimenta es pieza clave a la hora de ganar dinero

La mujer en los negocios ha intensificado su importante papel a lo largo del tiempo y es una realidad que la vestimenta es una clave importante en la forma de ganar dinero y ser la ganadora en el juego de las ventas pero… ¿Por qué debería vestir de cierta forma para incursionar de manera acertada? 

Para muchos y muchas, el vestir provocativamente abre muchas puertas, pero esto no debería ser así, puesto que la inteligencia en cómo se maneje con respecto a lo que se dedique la empresa a la que representa es del todo decisivo para vender, o no hacerlo, aunque muchos de quienes contratan, están de acuerdo en lo contrario y en que el mostrar más, es vender más, no siempre es así. ¿Tú que piensas al respecto?

Como para nosotros el intelecto es el mejor atractivo, tenemos para ti, algunos outfits que son un verdadero as bajo la manga, sin tener que mostrar, lo que no quieres. 

1. Los básicos

Jeans, blusa y un buen calzado, son el complemento perfecto del viernes o bien si trabajas en una agencia creativa. Este look puede ser desde muy femenino, ¡Hasta formal! Todo depende de con qué lo mezcles y qué tan hábil seas para ello. No necesitas mucha inversión con él, ya que todo es cuestión de buen gusto, basta hacer el switch entre tenis o zapatos, sólo recuerda que en estos está la distinción de no parecer “barata”.

2. LBD (Little Black Dress)

Procura siempre tener un vestido negro a la mano. Simple y sin quebrarte la cabeza en la combinación. Para ocasiones formales y no, esta prenda es el comodín de tu armario y ya sea que lo uses con tenis o zapatos bajos o altos, es el más conveniente aliado. Basta llevar un cambio de calzado en el bolso y lista para mañana, tarde o noche. 

3. Zapatos deportivos

Siempre casual y no para correr o hacer deporte en sí; mucho menos, ¡De mal gusto!, las zapatillas deportivas casuales son el más noble accesorio y el que hará la diferencia en tu look. 

En blanco, combinado para un outfit en monocromo, es mejor. 

4. Blazer

El básico para una ocasión formal. En negro, gris, azul marino o cualquier color neutro, es el protagonista de tu estilo e impone respeto, así vistas con zapatos deportivos haciendo contraste con jeans, falda, pantalones formales e incluso falda pantalón de vestir. ¡Qué loco!

Recuerda que aunque lo compres de segunda mano o rebajas, siempre debes de llevarlo a dar unos retoques con una profesional si no es a tu medida y no más grande o muy apretado, ya que esto restará puntos a tu buen vestir.

5. Falda negra

Siempre adecuada a tu figura, en corte A para looks más casuales y con un toque juvenil y femenino. También tipo lápiz para lograr looks más formales o con volados, ahora que está de moda los años 60ta. Para esta prenda la única regla es que no sea corta, repito… “No sea corta”, aunque no lo parezca, cuando vestimos ese tipo de prendas frente a personas que no están acostumbradas a respetarnos, la atención se centra en la vestimenta y por desgracia, perdemos credibilidad, nos guste o no.  

6. Gabardina

Definitivamente es una inversión. En su silueta clásica en forma de “A” ceñida la cintura, cae perfecta con todos los looks, desde trajes sastres hasta jeans.

7. Tacón negro

Es un básico, elegante, casual, súper formal. rockero, como sea que los lleves, no hay zapatos más femeninos. Siempre obtén unos que sean cómodos y a tu estilo. 

¡El tamaño, sí importa! Debes de saber y si no, luego de leer esto lo sabes. Existen zapatos para caminar y zapatos para lucir. Por supuesto que los de plataforma enorme no van para un día de oficina, aprende que esos son exclusivos para estar sentada en una tarde o noche de cita con las amigas o fiesta, tal vez ir a bailar (si los aguantas) Lo mejor aquí es un tacón de tamaño pequeño a mediano, que te de porte, buena postura y una magnificencia de locura.

¡Listo! tienes unas buenas ideas de las prendas infaltables en tu guardarropa, que además de ser cómodas, son versátiles e inspiran respeto en todo ámbito.